Gracias por tu visita

Este es uno de los blogs de Carlos E. Arozamena, profesor investigador de la UAM-Xochimilco en México, D.F.

Todos los textos y fotos son de mi autoría, excepto donde se indique otra cosa.

Si los usas, te agradeceré darme el crédito. C.A.


Tronco Interdivisional en la UAM-X

Al ingresar a la Universidad Autónoma Metropolitana - Xochimilco, todos los estudiantes cursan el Tronco Interdivisional, espacio común del saber, importante y necesario para todos los campos disciplinarios existentes en la UAM-X, que se integran en una unidad de enseñanza-aprendizaje denominada Módulo Conocimiento y Sociedad...

[Clic en el siguiente enlace para leer texto completo]

Una Visión Creativa para el Sistema Modular



Módulo Interacción Contexto-Diseño

El Tronco Divisional Uno [TD1]
Es el primero de dos cursos, que constituyen la “Introducción al Diseño”. Constituye la etapa de iniciación y del aprender a mirar como diseñadores, etapa clave no sólo en la Universidad Autónoma Metropolitana - Xochimilco sino en los programas de diseño de todas las universidades. Este módulo lleva por nombre Interacción Contexto-Diseño.
El objeto de transformación se ubica en el marco del título del módulo “la relación que existe entre el diseño y su contexto”. Este es el gran tema dentro del que se ubican una serie de sub-temas o líneas de estudio, que para el Tronco Divisional Universidad Autónoma Metropolitana – Xochimilco han sido definidos en forma general de la siguiente manera:
“Estudio de la relación que existe entre el acto proyectual que conduce a la forma (la idea o razonamiento que da base a un proyecto que asume determinada forma) y el contexto sociocultural en la práctica del Diseño”
El objeto de transformación comprende todas aquellas acciones o procesos internos del diseñador que seamos capaces de identificar dentro de una serie de “actos proyectuales” a realizarse en el curso. Es decir, por una parte está la dimensión “interna”, lo que sucede dentro del individuo, del sujeto en formación, y por el otro la dimensión “externa”, es decir, el contexto sociocultural dado por las circunstancias específicas de cada estudiante, su historia, su entorno, sus habilidades, sus aficiones, intereses, mundo social, familiar, académico, que conforman su mundo interior; todo esto en el gran marco cultural histórico social que significa ser mexicano o vivir y estar estudiando en México.
Taller de Expresión Visual dentro del Módulo Interacción Contexto-Diseño
El objetivo general del taller es que el estudiante aprenda a mirar compositivamente, a expresarse visualmente y entienda la relación que estas actividades tienen con el proceso de diseño.
Objetivos particulares
1. Ejercitar y habilitarse en el dibujo a mano libre.
2. Ejercitar y habilitarse en el dibujo con instrumentos; (representación ortogonal e isométrica).
3. Ejercitar y habilitarse en la representación en tres dimensiones con materiales de transición.
Idea general del taller
Expresión de significados a partir del universo de formas en el contexto de la vida cotidiana y del proyecto modular para el Taller de Diseño. El estudiante identificará objetos y temas de diseño significativos, que pueda definir como motivos o motivaciones o como “referencias de diseño que me gustan o importan”.
Estos objetos tendrán dos categorías: la de la inspiración y la del interés, definidas estas por una cualidad relativa a las emociones (inspiración) y al raciocinio (interés). Una vez elegidos estos objetos y temas, se trabajará simultáneamente en el Taller de Expresión y Taller de Diseño para ejercitar las habilidades básicas psicomotrices de dibujo a mano alzada y manejo de instrumentos, así como los conceptos asociados a la producción de planos técnicos.
En la columna lateral se encuentran expuestos los resultados de estudiantes de este Módulo, les invitamos a recorrer esta colección de galerías virtuales.

Espacio personal, fuente de conocimiento para el diseñador

video

Este ejercicio, dirigido a estudiantes de primer ingreso a las carreras de la División de Ciencias y Artes para el Diseño tiene como eje central “la apropiación del espacio personal”.  Lo hemos aplicado en diferentes grupos con los profesores: Dr. Luis Porter y Mtra. Ma. Teresa del Pando, ambos destacados académicos de la UAM-X.
Cada estudiante reflexiona sobre la manera en que va haciendo suyos sus espacios de vida: desde su cuarto/estudio en su casa, su barrio y la ciudad, en su camino hacia la universidad, y por fin la universidad misma.
Los y las estudiantes se sumergen en un proceso que les permite ver su espacio personal con una nueva mirada, la del artista sensible y futuro diseñador. A lo largo del proceso, el estudiante registra su espacio personal ubicándolo en su contexto local “hacia fuera” (barrio, ciudad, universidad) y también “hacia dentro” (espacio íntimo, compartido, familiar). Los resultados se comparten y socializan en el aula identificando y considerando las diferencias de cada estudiante.
A partir de esta toma de conciencia, se proponen modificaciones, buscando mejorar esta apropiación personal buscando dar nuevas interpretaciones a su personal percepción de lo que lo rodea. Esto se complementa con un ejercicio revertido, en el que el estudiante se pone en el lugar de otro, y se asoma a esa misma experiencia vivida por un compañero o compañera proponiendo un rediseño de su espacio. El análisis es entonces personal, introspectivo pero también social y dialógico al situarse en el lugar del otro. Esto lleva a nuevas alternativas en el uso de cada uno de los elementos de diseño, con propuestas y ejercicios de la imaginación ubicados en el plano de lo real y lo posible.

Pienso sobre el pienso



Me gusta pensar sobre el pensamiento, más que sobre sus productos.

C.A.

¿Porqué acercar la Educación al Arte? (Y el Arte a la Educación)


Carlos E. Arozamena

Fragmento de “Hacia una educación... superior”
Publicado en la revista Prometeo Nº 15
México: Universidad Iberoamericana


Es claro que en nuestro país, ante una tendencia muy grande a privilegiar la capacitación técnica y la especialización en las profesiones, corremos peligro de dejar de lado la riqueza que la experiencia artística puede aportar a la formación educativa, y con ello, el desarrollo de las capacidades expresivas y de crecimiento que son indispensables para el equilibrado desarrollo mental, emocional y espiritual en las personas.
Aunque existen ciertos contenidos artísticos en la educación, están contemplados sólo como elementos aislados, como una materia más. Esto es patente en la educación básica y media, donde encontramos contenidos como música, dibujo de imitación, teatro (sólo en algunas escuelas). Estas materias son impartidas como parte del curriculum escolar, sin embargo se vuelven optativas conforme se avanza en el grado académico, de tal forma que cuando los estudiantes llegan a la Universidad, a menos que la carrera elegida sea del área artística, queda a su criterio e inquietudes el buscar por su cuenta cualquier actividad que tenga que ver con el arte.
Así, aquellos alumnos que estudian en áreas no-artísticas (aquellas áreas de la educación universitaria en donde el arte no es un fin, ni la materia de estudio principal en los programas académicos) incluidas las disciplinas del Diseño y la Arquitectura, y que desean canalizar tales inquietudes, se ven en la necesidad de hacerlo en los tiempos libres, y con todas las limitaciones que hacer una actividad considerada de “tiempo libre” implica. Esto significa, que tales actividades se verán supeditadas a las cargas de trabajo académico que la carrera de la persona lleve, con poco o nulo apoyo de sus profesores para dedicarles tiempo.
Surgen así las siguientes interrogantes: ¿Cómo es que en un país como México, donde la riqueza cultural y la tradición artística y artesanal tienen reconocimiento a nivel local y mundial, el arte tenga tan poca presencia en la educación universitaria? ¿A qué se debe tal confinamiento del arte a santuarios equipados con sofisticados sistemas de seguridad; a ferias artesanales y salas de exposición o institutos especializados?
Una posible respuesta es que la educación universitaria promueve sólo en forma parcial el desarrollo, a nivel humano, de las personas. Es indudable que tal vínculo, el del arte con la educación, es necesario, indispensable y urgente, es un elemento de construcción de un proyecto de país más humano y que hasta ahora ha permanecido relegado a ciertos grupos, llámense artistas, artesanos o intelectuales.
No se pretende decir que arte y artesanía son la misma cosa. Tampoco se propone discutir sobre estilos, análisis históricos y críticos de obras de arte, o de sus grandes exponentes. La intención es invitar a la aventura interior del fenómeno humano de la autoexpresión y la sensibilidad a la propia creatividad, y buscar cómo estos fenómenos pudieran ser aprovechados en los procesos de enseñanza-aprendizaje; como ya lo sugiriera A. Maslow (1):

“... Espero que los procesos educativos, de los que se sabe que son prácticamente inoperantes en cuanto a aliviar la represión del “instinto”, puedan hacer mucho por que los procesos primarios sean aceptados e integrados en la vida consciente y preconsciente. La educación en el arte, la poesía y la danza, puede hacer en principio mucho en esta dirección.”

Resulta urgente incrementar la conciencia del personal de instituciones académicas superiores acerca de la necesidad de incluir contenidos de sensibilización a las experiencias artísticas para elevar el potencial humanístico de la educación universitaria.
De esta forma, los primeros en acceder a este tipo de contenidos deberían ser los profesores, con objeto de crear, un efecto “multiplicador” que podría repercutir en varias generaciones de alumnos, quienes serían los beneficiarios subsecuentes.
Se ha dicho que los artistas, por medio de su trabajo hacen visibles ciertos universos ante el entendimiento; a este proceso de “ver de otra forma” se debe mucho de la capacidad creadora del hombre. Pareciera a veces que la mayoría de las personas sólo podemos encontrar belleza en las obras de arte, en las pinturas, fotografías esculturas y otras de las que los artistas producen, ¡y no somos capaces de encontrarla en nuestro mundo cotidiano! Hemos olvidado que los artistas parten precisamente de este mundo cotidiano para crear sus obras, ellos son capaces de ver la belleza en nuestro entorno inmediato. Es indudable que tal capacidad está en todos los individuos, aunque no todos la desarrollen; esta capacidad aunada a una serie de valores sobre la naturaleza humana y su potencial de desarrollo puede ayudarnos a crecer y mejorar nuestro mundo.

(1) Maslow, Abraham. (1993). El hombre autorrealizado. Barcelona: Kairós. Pag. 182.

Desarrollo

Desarrollo es un proceso engrandecer aquello que sé sobre mí mismo, sobre el mundo y sobre las formas en que me relaciono con ese mundo. Es incrementar mis habilidades para conocerme a mí mismo, incrementar la habilidad para saber qué es lo que estoy necesitando, incrementar la habilidad de vivir efectivamente, de vivir en armonía conmigo y con los demás. Es mejorar mi forma de relacionarme, de ser, de estar y de amar en un proceso permanente, siempre nuevo e interminable y a la vez lleno de significado y de sentido. Podemos entenderlo como CRECIMIENTO.

Un concepto de hombre [el ser] no podría estar separado del concepto de crecimiento:

Todos somos seres que crecemos, que nos desarrollamos, ya sea que lo sepamos o no. Ya sea que lo deseemos o no. Unos deseamos estimular el proceso, otros ni siquiera le llamarían proceso. Otros, incluso le temen.

Hemos inventado el concepto tiempo y por ello tenemos la idea de ser finitos [en este plano de existencia al menos] de ahí la necesidad y capacidad para darle sentido y significado a nuestra vida... y a nuestra muerte.

De tales significados derivamos sistemas de creencias, de valores, de actitudes hacia nosotros mismos como individuos y como grupo. Y a partir de tales significados y sentidos de vida tenemos la oportunidad de rastrear nuestro pasado, pensar y actuar en el presente y construir nuestro futuro.

Si todos cantaran en un coro, la guerra no existiría

Hacer Música
Dar un concierto impone la condición de fluir en la interpretación, como fluimos en la vida.
Esto significa tomar conciencia del propio papel y desempeñarlo lo mejor posible y cada vez mejor. Significa no estancarse y detenerse ante los posibles obstáculos o errores, fluir en el torrente de sonidos y de silencios, formar un todo armónico.
Y cómo resulta importante en este proceso el silencio.

El silencio añade significado al sonido,
el silencio también se oye.
El silencio permite comunicarse a través del espíritu.
Gracias por la música,
gracias por el sonido.
y... gracias por el silencio.

Como humanidad hemos intentado acercarnos
a eso que llamamos "Dios" por medio de la música.

y eso que llamamos "Dios" nos contesta... en silencio.


.

Aliado de la Vida



El siguiente poema es claro ejemplo de que algunos tienen el don de decir lo que muchos pensamos y sentimos, con belleza. Me fue regalado por Dorita, una buena amiga, hace muchos años, y recién averiguo que su autor es José Luis Almada

Aliado de la Vida

Hablo del viento que es libre
gente que va sin cadenas,
penas que, cuando sonríen,
van dejando de ser penas.

Hablo de conciencias claras,
hablo de puertas abiertas,
hablo de palabras blancas
porque conocí las negras.

Hablo del canto que sigue
yendo por esos lugares
luminosos, donde viven
los auténticos amantes.

Hablo del sol que comienza
a pintar los horizontes
del hombre, que hace la fiesta
de amistad entre los hombres

Soy aliado de la vida
y no quiero entretenerme
colocando más heridas
en la historia de la gente.

Voy del brazo de la suerte
que dibuja una sonrisa...
sospechoso de la muerte,
¡soy aliado de la vida!